Los efectos negativos del uso permanente de Celulares y Tablets, es más perjudicial de lo que usted supone


Los problemas asociados al uso y abuso de las nuevas tecnologías como las notebooks, tablets y sobre todo los teléfonos celulares, pueden ocasionar graves problemas de salud, tanto físicos (patologías cervicales, estrés visual, insomnio, sordera), como mentales (adicciones, alucinaciones, depresiones).




La vida online afecta con más frecuencia a la franja etérea que va de los 12 a los 40 años. Por eso habría que prestar más atención a los niños a partir de los 10 años si tienen síntomas de cambios de humor, aislamiento social y familiar, cambios en el sueño, pérdida de apetito, horarios desordenados o falta de higiene.

Hay estudios que sugieren que el uso excesivo del celular puede llegar a modificar el cerebro humano y, en algunos casos, llegar a dañarlo con un efecto similar al de algunas drogas. Aún más, los dispositivos móviles –incluidas las tabletas– pueden generar padecimientos físicos entre los que se encuentran el síndrome del túnel carpiano y el ojo seco, así como trastornos psicológicos como el cibermareo, el síndrome de la vibración fantasma, fobias y adicciones.


Problemas a nivel psíquico


Nomofobia: sensación de angustia por no poder usar el celular.

Sindrome de la llamada imaginaria: cuando se cree que el celular suena o vibra sin que pase realmente. Se produce porque nuestro cerebro comienza a asociar al móvil con cualquier impulso recibido.

Depresión por facebook: se produce por tener pocos “amigos” en la red social o por envidia al compararse con la vida que los demás exponen y muestran en sus muros.

Cibercondria: son personas que se convencen de tener alguna enfermedad por haberlo leído en la Web o buscan síntomas de enfermedades y piensan que las sufren realmente, una especie de hipocondría moderna.

Efecto Google: el cerebro retiene menos información por el acceso inmediato a todas las respuestas.

Dependencia a Internet: es una adicción que viene por el uso excesivo de la web y la necesidad de estar todo el tiempo conectado.


Problemas a nivel físico


Sobrepeso infantil: Más allá del sedentarismo propio de las nuevas tecnologías, los niños y adolescentes corren el riesgo de caer en un desorden alimenticio debido a la perdida de horarios y hábitos. Muchos comen a deshora y mientras siguen usando los dispositivos, lo que genera que el cerebro no se concentre en el proceso digestivo sin registrar la sensación de saciedad.

Estrés visual: El estar tantas horas frente a la pantalla, ya sean tablets, teléfonos móviles, o notebooks, genera un evidente cansancio visual produciendo sequedad ocular, visión borrosa y dolores de cabeza.

Esta falta de lubricación en los ojos se debe a la disminución en la frecuencia del parpadeo (entre un 30% y 40% menos). Como resultado los ojos se cansan y enrojecen.

Para que esto no suceda, se recomienda ponerse lágrimas artificiales. Tener una separación mínima de 50 cm de cualquier tipo de pantalla, y apartar la vista de la pantalla cada 20 minutos.

Cada año el porcentaje de personas hipersensibles a todo tipo de ondas electromagnéticas aumenta.

Problemas cervicales: Por la mala postura al sentarse, la posición frente al monitor y el uso de celulares mientras se camina. Esta mala flexión del cuello, para poder mirar la pantalla, aumenta seriamente las patologías cervicales.

Para el uso de las computadoras, se recomienda tener la pantalla a la altura de los ojos para evitar la flexión del cuello. Pararse una vez por hora, cambiar la postura y caminar.

Es importante tratar los dolores a tiempo y hacer actividad física para poder revertirlo y evitar problemas futuros.

Las enfermedades en las manos y dedos aumentaron dramáticamente estos últimos años, son microtraumas generados por la cantidad de horas en que se usa de forma repetitiva y constante, el Mouse, el teclado, o las teclas del celular. Estos microtraumas generan adormecimiento y pérdida de fuerza en los dedos, síndrome de túnel carpiano, codo de tenista, etc.


Problemas de audición: Hoy en día es común ver a grandes y chicos con auriculares en todo momento (transporte público, vía pública) pero muchos de ellos superan los decibeles tolerables para el oído con una exposición constante. El exceso de este hábito puede dañar las células del oído, aumentando el riesgo de padecer hipoacusia, perdida del equilibrio y disfonías.

Un 40% de personas se despiertan al borde de la hemorragia cerebral por dormir con el celular bajo la almohada o cerca de la cabeza. Según expertos de la Universidad Trent, Canadá, las radiofrecuencias que emiten microondas, móviles y redes Wi-Fi pueden causar ‘alergia’.




Fuente: ContraInfo 


Compartir En Google Plus

Sobre Riesgo Biologico

Bio-hazard.com Información Alternativa, es un Blog dedicado a la lucha invisible contra los poderes opresores y la desinformación, haciendo denuncias fundamentadas y veraces sobre los diferentes temas dentro del mundo de la conspiración, Salud, Noticias de interés general, Ufo y Misterios.